Fauna y flora

Pese a la innegable depredación que sufre el Paraguay al igual que todos los países del mundo en los tiempos modernos, la fauna y la flora de este país todavía deslumbran por su riqueza.

Para hablar de la fauna, los datos más recientes indican que en Paraguay sobreviven actualmente más de 200 especies de peces, 645 de aves y 167 de mamíferos, además de otras especies. Según los estudios pertinentes, solo el 0,3% de las especies existentes de peces son comercializadas. El país tiene una importante cantidad de mamíferos, muchos de ellos poco conocidos en Sudamérica, y en cuanto a las aves, sobrevive una enorme variedad que va desde los llamativos papagayos hasta pequeños pájaros de delicioso canto.

Fauna - Mono

Dentro de la extensa lista de animales originarios del Paraguay se pueden mencionar el yaguareté, el mboi yaguá, el yaguá yvyguy, el carpincho, el puma, el yurumí, el mboreví o tapir, el yacaré, el ciervo de los pantanos, el caguaré, el carayá, el mykuré, y algunos en vías de extinción como el taguá, el aguará guazú y el pato serrucho. Entre los numerosos tipos de aves están el guacamayo azul, el tuyuyú cuartelero, el yrybú, el chahá, la charata, el ypaka’a, el pájaro campana, el san francisco, la calandria, el  corochiré y el ñakurutú. 

La flora refleja asimismo la diversidad de regiones y subregiones del territorio paraguayo. En el caso del Chaco, predominan una vegetación espinosa semi-árida en el oeste, bosques sub-húmedos en el nordeste, y sabanas con ciertas especies como el caranda’y, en el sureste. En la Región Oriental se aprecia una vegetación diferente en su mayor parte, con bosques húmedos, campos cerrados y sabanas profusamente regadas por una nutrida red de ríos y arroyos. Los grandes bosques del Alto Paraná integran el gran complejo del Bosque Atlántico, uno de los 200 ecosistemas más importantes del planeta, que abarca también zonas de Brasil y Argentina.

Flora - Lapacho

Entre las numerosas especies vegetales originarias del Paraguay están los conocidos árboles como el tajy o lapacho, el curyupa’y, el  yvyrayú, el palo santo, la carova, el yvyra pytá, el yvyraró, el urunde’y y el tataré. Entre los que aportan sabrosos frutos están el pindó, el mbocayá o coco, el arazá o guayabo, el araticú, el aguaí, el ñandypá, el ñangapiry, el yvapurú, el yvapovó, el guavirá, el  guaviyú, el yatayvá, el ingá, el pacurí y el yacarati’á. La emblemática yerba mate, así como el ka’a he’e, la yerba dulce del Paraguay, no se pueden olvidar en esta lista, y tampoco algunas hierbas medicinales como el kapi’i katí, el kapi’iky, la santa lucía morotí, el yate’i ka’a, el cedrón Paraguay, el yaguareté ka’a y el yaguarundí.

Lapacho y palmeras

El Paraguay tiene unas 40 Areas Silvestres Protegidas, la mayor de las cuales es el Parque Nacional Defensores del Chaco, ubicado al norte de la Región Occidental, de 780.000 hectáreas. En esta región se encuentran otros parques de importantes dimensiones como el del Cerro Guaraní Timané, el de Laguna Inmakata y el Parque Nacional Río Negro. Entre las reservas más importantes de la Región Oriental se puede mencionar el del Bosque Mbaracayú.

Turismo