Lenguas

El pueblo paraguayo, producto del mestizaje hispano-guaraní, habla mayoritariamente dos lenguas: el castellano, traído por los colonizadores, y el guaraní, heredado de sus ancestros indígenas, considerado uno de sus rasgos identitarios más importantes. Cuando los conquistadores se afincaron en las márgenes del río Paraguay, se asombraron al conocer una lengua “tan copiosa y elegante, que con razón puede competir con las de fama”, según expresaba Antonio Ruiz de Montoya en su Tesoro de la Lengua Guaraní.
 
La Constitución Nacional vigente, promulgada en 1992, expresa en su artículo 140: “El Paraguay es un país pluricultural y bilingüe. Son idiomas oficiales el castellano y el guaraní. (...)Las lenguas indígenas, así como las de otras minorías, forman parte del patrimonio cultural de la Nación”. Por otro lado, en su artículo 77, esta Constitución anunciaba que “La enseñanza en los comienzos del proceso escolar se realizará en la lengua oficial que sea la materna del educando”.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, el 50 % de la población habla guaraní y castellano, el 40% es monolingüe del guaraní, el 6% es monolingüe del castellano, y el conocimiento del guaraní, comprendiendo sus diversas gradaciones de dominio, alcanza al 90%.